Una experiencia religiosa

image

La catedral Saint Paul es uno de mis santuarios favoritos: es un lugar fascinante, mágico…

Siempre he deseado disfrutar de una visita guiada, descubrir la belleza de su interior y subir hasta la cúpula, para dejarme hipnotizar por una de las vistas más bellas de la ciudad. Pero siempre digo: ”tal vez, la próxima escapada…”.

El pasado febrero, volviendo de un vuelo trasatlántico, me quedé una noche colgada en el aeropuerto de Gatwick. Tras disfrutar unas horas de los incómodos asientos de la sala de tránsito, decidí pasear mi anquilosado cuerpo por las calles de Londres, a punto de amanecer. Así que, a las 6:00 de la mañana, me encontré en el centro de Londres, con 4 horas y media por delante antes de coger mi avión de vuelta a casa.

Continue reading

Advertisements