En busca del mago de Oz

A veces los sueños se hacen realidad, cuando regresamos a lugares que solo habíamos visitado en un sueño. Y al ver ese lugar por primera vez, todo nos resulta conocido y familiar. Y nos sentimos parte de un mundo desconocido, que siempre ha sido parte de nosotros mismos. Porque nada existe, si antes no ha sido un sueño.

Uno de mis viajes de trabajo me llevó esta vez al futuro. Exactamente, a 8:30 horas de mi futuro, de un otoño aún por llegar. 21 horas de vuelo hacia el este hicieron mágicamente de máquina del tiempo. Y una vez en el futuro, descubrí que ya había estado hace años en ese lugar, viajando hacia el norte en el tren The Ghan, en busca sin éxito de la estrella polar.

A pesar de las semanas de trabajo intenso que tenía por delante, estaba decidida a encontrar al mago de Oz. Le buscaría para impregnarme de su sabiduría inmensa, de su magia, de su fuerza sobrenatural. De ese poder aborigen extrasensorial, forjado tras siglos de supervivencia y de lucha brutal, en fase de perdón y reconciliación vital.

Y le busqué…

Continue reading

Advertisements