El palacio de los sueños

Tirana 1900

El proceso había comenzado hacía ya varias semanas. Aún no tenía notificación oficial de los cargos que se me imputaban, pero la Administración me había citado ante un funcionario del Tabir Saray para comparecer y presentar mis alegaciones, antes de la audiencia pública que determinaría mi sentencia.

Mi nombre es Josef K. Soy un hombre sencillo y honrado, que siempre ha cumplido con las rígidas leyes civiles y administrativas del Estado.

El Tabir Saray es un regio edificio administrativo de estilo otomano, sede de la sección central gubernamental del Ministerio de Control del Inconsciente Colectivo. Procesa y tramita el estudio de los sueños que cada ciudadano entrega diligentemente cada mañana, cumplimentando el formulario correspondiente, en su oficina local de recogida de sueños.

Continue reading

Advertisements