Los renglones retorcidos de Dios

17 de febrero de 1999
Mi médico, el Dr. Luca de Mena, me ha aconsejado que escriba un diario. Dice que será conveniente para mi recuperación. En realidad, aprovecharé esta bitácora para recabar datos detallados de mi investigación. Trabajo para el Ministerio de Inmigración y he sido ingresada, siguiendo todos los protocolos burocráticos y en misión de incógnito, en el Sanatorio de Enfermos Mentales Luces del Alba, para resolver una trama de trata de inmigrantes ilegales. Tanto el director del centro como varios auxiliares me servirán de enlace para la transmisión de informaciones clave a mis superiores. Dejo constancia de estos datos en este diario para el informe oficial.

19 de febrero de 1999
Hoy he sufrido un percance con otro enfermo en el corredor principal. Se abalanzó sobre mí de improviso gritándome que escapara, que aquí éramos todos carne de cañón. Instintivamente, asustada, le golpeé en defensa propia y varios enfermeros me redujeron y me abatieron sobre el suelo. Ya no recuerdo nada más. Ahora estoy encerrada entre cuatro paredes blancas y siento que el cerebro me estalla.

23 de febrero de 1979
He decidido participar yo también en este proyecto de diario de campaña con el resto de mis compañeros de curso.

Continue reading

Advertisements