En otra dimensión

Galaxy art

Aún no ha ocurrido. Aunque ya lo hemos vivido.

Me encanta quedarme de noche en el jardín hasta las tantas, con un té con leche y un cigarrito, charlando con las estrellas. Por tercera vez estos últimos días, vi cruzar hacia el norte al PanSTARRS. Unos segundos, lento, sigiloso, agonizando su belleza efímera una vez más… Sin embargo esta vez, antes de desaparecer por completo, estalló en un resplandor colosal; un destello insonoro, cuya onda expansiva emocional me arrojó a un placentero estado de shock. O eso creo.

De repente, me sentí transportada a un vacío incierto; un vacío tremendamente acogedor. Al abrir los ojos, no podía ver nada. Solo una luz cálida. Miré mis manos extendidas y de ellas surgieron las tuyas. Luego tus brazos, tu pecho desnudo, tu cuerpo protector… Oí tu voz.

Continue reading

Advertisements