Walkabout

Namatjira - Ghost gums

Me desperté sobre un lecho caliente de arena. El vacío sobre la tierra, plagado de brillos de seda. O quizás el vacío estaba dentro de mi mente revuelta. Cerré los ojos para escuchar el silencio y entonces me di cuenta: oía sus voces inquietas, su preocupación, su sorpresa; oía sus voces dentro de mi cabeza. Al abrir los ojos, observé sus labios inmóviles, sus pinturas de guerra, sus cuerpos inermes y sus caras en calma perpetua.

Una mujer se acercó a mi lado despacio y me acarició la nariz, los párpados, la melena. Supe que estaba en un sueño: “Dreamtime”, dijo ella. Solo al cerrar los ojos tranquila, oía sus voces dentro de mi mente serena.

Para situarme, busqué en el cielo la Estrella Polar; pero no pude verla. Para sentirme protegida, busqué el mar; pero no hallé nada que se le pareciera. Ni una casa, ni un solo poste de electricidad, ni siquiera una carretera por la que caminar. Me levanté del suelo para dejarme cegar por una luz multicolor de discoteca: los primeros rayos de sol, que se reían de mi inocencia y mi ignorancia occidental de niña pequeña.

Continue reading

Advertisements